Roscón Único de Poder

Son las 2.36 h de la Noche de Reyes y estoy escribiendo este post después de estar dos horas (2) recortando inscripciones élficas. Todo para nada. No obstante, he aprendido que, si Sauron tuvo que ir al Monte del Destino para forjar el Anillo Único de Poder, y tuvo que poner parte de su poder en él, con la consiguiente vulnerabilidad que eso conllevaba, hacer el Roscón Único de Poder no iba a ser más fácil. De hecho, debe ser que soy muy buena persona, y que eso de condenar a la humanidad y esclavizarla no va conmigo, porque este es el segundo gran fail de esta nuestra web (despues de las miticas trufiwoks).

la foto-6

Y es que no es la primera vez que intento hacer el Roscón Único de Poder este año. La primera le puse almendras, y tuve este desastre:

la foto

 

Evidentemente, las almendras no pegan en el universo Tolkien. No deben existir, si no los hobbits se habrían puesto ciegos a almendras de camino a Mordor, en lugar de pan de lembas (o lo que coman los enanos, que tampoco debe ser gran cosa). Pensé que el problema de definición del primer roscón podría solucionarse ampliando las letras y obviando las almendras, así lo hice para el segundo.

Roscón élfico de cocaína

Roscón élfico de cocaína

Para hacer el segundo saqué la inscripción del internete y la recorté con unas tijeras de manicura (la primera la hice a mano y la repasé con un punzón, por eso me quedó tan chiquitita). Sí, se veían mejor las letras, pero el tamaño del Roscón no acompañó. Fuerzas desconocidas se ponían en contra de la creación de una nueva herramienta al poder del señor oscuro. Eso, o que la levadura estaba un poco pasada y no fermentó bien.

Para el tercer intento el tamaño rosconil fue perfecto. Además, esperé a tener el roscón para hacer la plantilla con la inscripción (en el segundo no lo hice y por eso el dislate). Tomé las medidas del roscón sobre un folio y más o menos ajusté las letras.

la foto-2

Intenté buscar fuentes para Word que reprodujeran la inscripción, para poder hacer un Word Art y girarlo, ajustándolo al diámetro del anilloroscon. No lo encontré, aunque la fuente adecuada era la Tengwar annatar no di con los caracteres adecuados… Total, me puse a hacerlo a mano, dibujándolo sobre un folio y después rasgándolo con un rotulador. ¿Te acuerdas de cuando pintabas con un rotulador tan fuerte que traspasabas el papel? Pues esto es lo mismo, letra por letra.

Al final puse la plantilla sobre el roscón y le añadí azucar glas, quedando asi de triste:

la foto-4 la foto-6

Desde que empezamos con la web (hace un mes ya, fíjate qué de tiempo) siempre había pensado que, con la fiebre de hacer roscones caseros que hay por los diferentes blogs gastronómicos, era raro que a nadie se le hubiera ocurrido hacer un Roscón Único de Poder, con la inscripción típica y tal. Me parecía evidente, a ver, tienes una cosa con forma de anillo, ergo, lo-que-sea Único de Poder. Ahora me doy cuenta de que, no es que yo sea friki y la gente no lo haya intentado, es que es imposible. No hay que tentar a la suerte/destino…

La receta viene de la maravillosa web de Susana (webosfritos). La pongo aquí textual, pero visitad el link si lo vais a preparar, porque tiene un vídeo estupendo.

Ingredientes (2 roscones medianos):

–    Para el azúcar glas aromatizado
o    120 g de azúcar glas
o    La piel de medio limón —solo la parte amarilla—
o    La piel de media naranja —solo la parte naranja—
–    Para preparar la masa madre
o    70 g de leche entera
o    10 g de levadura fresca de panadería
o    1 cucharadita de azúcar
o    130 g de harina de fuerza
–    Para la masa (además de la masa madre, claro)
o    60 g de leche entera
o    70 g de mantequilla a temperatura ambiente
o    2 huevos medianos
o    20 g de levadura fresca de panadería
o    25 g de agua de azahar —al gusto—
o    450 g de harina de fuerza
o    1 pellizco de sal
o    Los 120 g de azúcar glas que habremos aromatizado con el limón y la naranja
–    Para la decoración
o    Huevo batido
o    Azúcar humedecido con unas gotas de agua
o    Almendra picada

Preparacion:
1. La masa madre
1. Templar la leche y deshacer la levadura en ella. Mezclar con el resto de los ingredientes y formar una bola.
2. Poner un bol con agua templada y meter la bola de masa madre en él. Cuando flote, en aproximadamente 10 minutos, estará lista para utilizar con la masa principal.
La masa principal
1. Mezclar la levadura desmenuzada con la leche tibia para su fermentación.
2. Tamizar la harina en un bol con la ayuda de un colador.
3. Una vez tamizada, añadir los huevos, el azúcar y la mantequilla, una pizca de sal y el agua de azahar, junto con la ralladura de medio limón y de media naranja y la masa madre.
4. Mezclar todo de una manera enérgica. Si tenéis una batidora con ganchos para amasar os vendrá muy bien; si no, a mano.
5. Poner la mezcla sobre la mesa de trabajo, en la que previamente hemos puesto un poco de aceite para evitar que se nos pegue. Comenzar a amasar con las manos aceitadas.
6. Cuando haya quedado la mezcla elástica, apiñarla en una bola y dejar que aumente su tamaño —cinco horas como mínimo—.
7. Una vez que la masa ha duplicado su volumen, dividirla en dos —salvo que prefiráis hacer uno grande— y darles forma de bola. Dejar reposar las bolas cinco minutos.
8. A continuación darles la forma de roscón. Para ello, introducir los dedos en el centro e ir agrandando el agujero. Si la masa tiende a encogerse, es que no está bien relajada: dejarla reposar otros diez minutos y se manejará mejor. Una vez dada la forma, colocar sobre una bandeja de horno en la que habremos puesto papel de hornear.
9. Dejar reposar hasta que doblen su volumen. Este levado es más corto, unas dos horas.
10. Pintar con huevo batido, muy suavemente, sin pinchar el roscón, y adornar con azúcar humedecido con unas gotas de agua y frutas confitadas.
11. Precalentar el horno a 200°, calor arriba y abajo.
12. Hornear entre 15  y bajar la temperatura a 180° los últimos 10 minutos de cocción —si vemos que se tuesta demasiado, poner un papel de aluminio por encima—.
13. Dejar reposar sobre una rejilla, y cuando esté frío, rellenar al gusto o comer directamente.

Lo bueno, que he aprendido a hacer roscones que da gusto, a base de prueba y error.

Roscón normal. Qué poco true!

Roscón normal. Qué poco true!

Eso y que, con el último roscón, instalé tantas fuentes frikis en mi word que puedo trabajar de traductora de las naciones unidas de la tierra media perfectamente.

Entro, pongo esta foto y me voy (a dormir)

Entro, pongo esta foto y me voy (a dormir)

 

 

 

 

This work, unless otherwise expressly stated, is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported License.

5 thoughts on “Roscón Único de Poder

  1. “instalé tantas fuentes frikis en mi word que puedo trabajar de traductora de las naciones unidas de la tierra media perfectamente.”
    Llevo 5 minutos riendome sin parar.

  2. lidem!!! prueba con los rotus de comida que venden en el dia!! ( en verdad los venden en todos sitios pero yo soy mu de dia% ) lo mismo el problema es la volatilidad del azucar glass…esa zorra sabe escurrirse

    • como son esos rotus?? para el roscón lo veo un poco dificil, porque escribir a mano sobre el roscon la inscripcion en quenya es demasiado arriesgado, pero seguro que les doy buen uso… como no puedo parar de crear!

  3. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 × tres =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>